En este momento estás viendo Compraventa en verde

Compraventa en verde

  • La presentada entrada del blog, corresponde a parte de un capítulo del libro “Tratado sobre el Corretaje de Propiedades”, del abogado inmobiliario Salvador Makluf Freig.

Todos los derechos reservados

La compraventa en verde[1] -que corresponde por su naturaleza jurídica a un contrato de promesa de compraventa- es aquella que recae sobre una vivienda que se está construyendo o que se proyecta construir en un plazo breve. Es una fórmula bastante utilizada por los beneficios comerciales que acarrea para el comprador, toda vez que usualmente tendrá descuentos en el precio final del inmueble y podrá elegir las mejores viviendas en términos de ubicación.[2]

            Respecto a las formalidades que debe cumplir el cliente, que ha determinado comprar en verde, éste “debe firmar una promesa de compraventa por instrumento privado autorizado ante notario o por escritura pública. Además, se debe tomar para la inmobiliaria vendedora una póliza de seguro o boleta bancaria que garantiza la recuperación del dinero pagado, o bien una cuenta de ahorro o depósito a plazo a favor del vendedor y que se le entrega una vez que la propiedad se inscribe en el Conservador de Bienes Raíces a nombre del comprador, libre de todo gravamen e hipoteca, a excepción de los que constituya el propio comprador. Por esta razón, mediante el mecanismo descrito, el comprador de un inmueble en verde tiene el derecho a recuperar lo que hubiere pagado a cuenta del precio. Los capitales que se encuentran en una cuenta de ahorro o depósito a plazo, no necesariamente, tienen que estar asegurados ya que se entregarán al vendedor una vez firmado el contrato de compraventa.

            La inmobiliaria o empresa constructora primera vendedora, tiene como plazo para inscribir el título de dominio en el Conservador de Bienes Raíces, aquel que se haya fijado en el contrato de promesa de compraventa y, en caso de no haberse fijado plazo, éste será de un año contado desde que se firmó la promesa.[3]


[1] Ley N° 19.932 y ley N° 20.007.

[2] FIGUEROA VALDÉS, Juan Eduardo; VALDIVIA GERMAIN, Juan Carlos, Las Claves del Mundo Inmobiliario, ob. cit., pág. 148.

[3] Ibídem, 148 y 149. LGUC, art. 138 bis.

Facebook Comments

Salvador Makluf

Abogado y Consultor Inmobiliario

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.