En este momento estás viendo Funciones del corredor de propiedades

Funciones del corredor de propiedades

  • La presentada entrada del blog, corresponde a parte de un capítulo del libro “Tratado sobre el Corretaje de Propiedades”, del abogado inmobiliario Salvador Makluf Freig.

Todos los derechos reservados

La labor principal del corredor de propiedades es ser un intermediario entre la existencia de una necesidad de compra, venta o administración de un inmueble, y un cliente que también debe suplir una necesidad inmobiliaria complementaria. Es un buscador, un investigador y un consejero en su calidad de asesor y experto que posee conocimientos técnicos y especializados que le permitirán participar en la selección de los bienes raíces, en la entrega de información y la negociación entre las partes, quienes le confían esta importante labor para que la desempeñe profesionalmente con altos estándares éticos, sirviendo con equidad, neutralidad y competencia a sus clientes.

No debe entenderse a un corredor como un portero o mostrador de espacios, es bastante más; un corredor es un profesional competente, un asesor inmobiliario, comercial y financiero, que le ayudará a minimizar los riesgos de toda operación inmobiliaria a través de sus aptitudes y conocimientos. No es un gasto, es un seguro contar con un experto.

            Señalamos a título ilustrativo, las siguientes labores de un corredor de propiedades:

1.         Etapa preliminar

  • Análisis del mercado inmobiliario.
  • Definición de las operaciones a realizar. [Arriendo, venta, permuta, administración, asesoría financiera, comercial y crediticia]
  • Captación de propiedades.

2.               Investigación y antecedentes del inmueble

  • Confeccionar una ficha física y virtual de la propiedad.
  • Solicitar documentos y antecedentes del inmueble.

3.          Determinación del precio y oferta

  • Tasación y avaluación del precio, rentabilidad y plusvalía.
  • Promoción y organización de negocios inmobiliarios.
  • Firma de órdenes de visita/venta/arriendo/administración/canje. 
  • Desarrollo de un plan de venta.
  • Publicitar la oferta.
  • Gestionar y coordinar las visitas a las propiedades y realizar su seguimiento.
  • Asesoría permanente.

4.          Etapa de negociación

  • Recibir, evaluar y presentar la oferta.
  • Contraoferta o aceptación.
  • Negociaciones.
  • Asesorar y gestionar el financiamiento para la obtención de créditos o mutuos hipotecarios.

5.          Etapa de cierre de negocio, escrituración, pago y entrega del inmueble

  • Cierre de negocio.
  • Redacción y suscripción de un contrato de administración, arrendamiento, promesa y/o compraventa.
  • Entrega material del inmueble y de los juegos de llaves.
  • Firma del acta de entrega del inmueble.
  • Post venta del servicio brindado.
  • Administración de propiedades por cuenta de terceros.
  • Cobrar y percibir rentas y gastos comunes.
  • Pago de servicios básicos e impuesto territorial.
  • Gestionar mejoras, reparaciones o remodelaciones.
  • Resolver problemas de urgencia.
  • Liquidar el mes de garantía.

            Como hemos visto, se trata de una serie de actos complejos, concentrados y encadenados, que van, desde el estudio del mercado inmobiliario, hasta el arriendo o venta del inmueble, para llegar a lo más importante del proceso, una vez finalizado: la post venta del servicio de corretaje de propiedades.

  • La presentada entrada del blog, corresponde a parte de un capítulo del libro “Tratado sobre el Corretaje de Propiedades”, del abogado inmobiliario Salvador Makluf Freig.

Todos los derechos reservados

Facebook Comments

Salvador Makluf

Abogado y Consultor Inmobiliario

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.